El código que presentamos consiste en un grupo de principios básicos sobre los cuales se fundamenta nuestro trabajo.

No constituyen, de ninguna manera, cuestiones etéreas, principios ideales o simples deseos. Son, por el contrario, líneas de trabajo que surgen en un contexto dado, son líneas de acción que nos sirven de guía en el día a día periodístico.

No pretendemos teorizar sobre el deber ser del trabajo periodístico. No es el plano deontológico nuestra prioridad.

STATUQUO es un medio que parte de una convicción:

El contrato social que cada sociedad asume como propio, se encuentra reflejado en sus leyes.

Precisamente por ello es que el respeto a las leyes en general, y a las referentes a los medios y a la libertad de expresión en particular, constituye la base mínima, el piso de actuación, de cualquier actividad pública o privada de este medio.

Con esa convicción asumimos la labor periodística.

DE LA INFORMACIÓN PUBLICADA

  • Sólo publicaremos información procedente de fuentes confiables y verificables.
  • Garantizamos el derecho de réplica.
  • La información procedente de fuentes anónimas no será publicada, a menos de que sea corroborada por fuentes confiables.
  • Respetaremos irrestrictamente la vida privada de las personas y la información en este sentido sólo será relevante en la medida en que afecte la actuación pública.
  • Nuestra línea editorial no privilegia los hechos de sangre ni la nota roja en general, sólo será consignada en la medida en que afecte otros rubros de la vida social.

DE LAS IMÁGENES

  • Las imágenes relativas a hechos de sangre no serán publicadas, al menos no en lo que se refiere a la exposición de cuerpos sin vida o heridos en hechos relacionados con el crimen organizado.
  • No se publicarán imágenes de víctimas o presuntas víctimas del hechos delincuenciales.
  • No se publicarán mensajes provenientes de presuntos grupos de la delincuencia organizada.
  • No se editorializará con las imágenes, es decir, no se publicarán imágenes fuera de contexto.

 

DEL LENGUAJE UTILIZADO

  • Evitaremos, por parte de nuestro personal, la utilización de lenguaje altisonante, en caso de que alguno de los entrevistados o sujetos citados en las notas lo utilicen, se reportará tal cual.
  • No reproduciremos la jerga del crimen organizado.
  • Utilizaremos un lenguaje directo y sin segundas intenciones.

DEL CONTEXTO

  • El contexto es importante a la hora de entender la información, por ello trataremos siempre de presentarlo de la mejor manera posible.
  • Como parte de ese contexto, trataremos de que nuestra información sea equilibrada, contando las versiones de los involucrados.
  • Aunque la objetividad es, o puede ser, el deseo del periodismo, sabemos que no siempre se alcanza, sin embargo, trabajaremos para ser lo más objetivo posibles.