“Pulse-elitismo” y “terrorismo”

Martes, 14 de junio de 2016 | 11:08 am

Por: Lengua Rapada

ORLANDO, FL - JUNE 13: Law enforcement officials investigate near the Pulse Nightclub where Omar Mateen allegedly killed at least 50 people on June 13, 2016 in Orlando, Florida. The mass shooting killed at least 50 people and injuring 53 others in what is the deadliest mass shooting in the country's history. Joe Raedle/Getty Images/AFP
Pulse es el nombre del club nocturno de Orlando que continúa dando de que hablar, donde este fin de semana pasado, ocurrió la peor masacre registrada en EEUU en mucho tiempo (según Barack Obama)

Un antro gay, donde se celebraba una noche de temática latina.

Pulse era un espacio de diversión y entretenimiento al que no sólo asistían homosexuales. Sino también amigos y
familiares heterosexuales. (Para los de mente cerrada que opinaron que “no era delito matar a gays y lesbianas”)

Gente, al final del día… ¡ERAN PERSONAS!

Toda vida humana vale y es siempre una tragedia lamentable cuando se arrebata de maneras tan ruines y cobardes.

¿Profesaba realmente el islamismo Omar Matten, el autor de la matanza? ¿Son ciertos los rumores que apuntan a que llevaba 3 años acudiendo a Pulse y que se involucraba con otros hombres? ¿Qué hay detrás de las decenas de notas con las que nos bombardean los medios a cada instante? ¿Cuál ha sido el verdadero motivo de la masacre?

PULSE PRENDIÓ LAS LUCES BLANCAS

image

Es sabido que cuando un incidente peligroso, como lo es un tiroteo,  ocurre en espacios como escuelas o lugares cerrados, al menos en Estados Unidos, se sigue un protocolo para evitar desgracias. Es lamentable que en Pulse esto haya tomado por sorpresa a todos.

El antro encendió las luces blancas cuando el ataque se llevaba a cabo. ¿No debería existir un manual o un procedimiento para cuando ocurra este tipo de situaciones? ¿No habría sido mejor apagar las luces y darle desventaja al imbécil que de todas formas iba dispuesto a matar a cualquiera?

EL ATENTADO AL ANTRO MADAME EN XALAPA

dsc_0099

A los mexicanos nos encanta irnos bien lejos para hacer conciencia. En casa tenemos más de lo mismo.

Con lujo de violencia, hace algunas semanas, un comando armado irrumpió en el antro gay “Madame” ubicado en la ciudad veracruzana. Según investigaciones y declaraciones de testigos que sobrevivieron a la barbarie, el comando entró y disparó al azar a corresponsales del antro.

Saldo: 5 muertos y muchos heridos. El Presidente Enrique Peña Nieto en ningún momento ofreció ayuda a los padres de las víctimas, que por cierto, eran todos jovencitos. Por cierto, lo comento porque el Señor Presidente ya ofreció su apoyo a familiares de los connacionales fallecidos en el atentado de Orlando.

¿No da coraje? ¿Las tragedias tienen que suceder fuera del país para que duela, importe o merezca la pena apoyar?

Me queda claro que el motivo no era el mismo, pero los resultados, para términos prácticos, fue exactamente el mismo: FALLECIDOS EN UN ANTRO GAY.

¿Alguien cambió su foto de perfil en FB a partir del suceso?

Todos sabemos la respuesta.

EL ASESINATO DE CHRISTINA GRIMMIE

WHITEHALL, PA - MAY 16: Singer Christina Grimmie attends at Macy's iHeartRadio rising star in-store performance on May 16, 2015 in Whitehall, Pennsylvania. (Photo by Lisa Lake/Getty Images for iHeart Media)

WHITEHALL, PA – MAY 16: Singer Christina Grimmie attends at Macy’s iHeartRadio rising star in-store performance on May 16, 2015 in Whitehall, Pennsylvania. (Photo by Lisa Lake/Getty Images for iHeart Media)

Justo días antes del lamentable suceso, en la misma ciudad, se presentó otro evento que le arrebató la vida a la cantante
y ex participante de “The Voice (USA)”, Christina Grimmie. Los hechos ocurrieron en un concierto.

Esperen un minuto: ¿Ocurrieron dos tiroteos seguidos en la misma ciudad y en espacios abiertos donde se supone que la gente iba a pasar un buen rato?

SÍ. Así es. El control de armas en nuestro país vecino está pasando
por una fuerte crisis. Una crisis que lleva agravándose desde hace años
con víctimas en su mayoría hispanas y negras.

Sí, amigos. Aquí es la parte donde la conspiranoia me posee y escribe por mi. Esto es lo que pienso de lo que ocurre actualmente
con nuestro vecino del norte: ¿ISIS? ¡NO! INTERESES POLÍTICOS Y ECONÓMICOS.

A pocos meses de que se lleven a cabo las elecciones presidenciales, con una cada vez más fuerte Hillary Clinton y un estable Donald Trump como favoritos, tenemos esta clase de sucesos atormentando la tranquilidad de todos como si no fuera ya suficiente con las declaraciones de un Trump cada vez más soberbio, confiado y racista.

La verdad es que son sucesos que impactan a cualquiera. Bueno, a cualquiera con un poco de humanidad y empatía en sus entrañas. Ha sido lamentable ver la respuesta de la sociedad en general. Comentarios y reacciones burlonas en redes sociales, y de más.

¿Reaccionaría igual esa gente que se burló de la matanza de Orlando, si le hubiera ocurrido a un ser querido?

Vivimos en un mundo cada vez más violento, más frío y más miserable.

UN MUNDO VIL: “PULSE-ELITISMO”

the-manchurian-candidate-movie-picture-45donald-hillary-800

Para mí no es complicado crearme historias locas como las que involucran al gobierno norteamericano con conspiraciones a puerta cerrada en situaciones como éstas.

¿Fueron las matanzas de Grimmie y el club Pulse orquestadas por intereses políticos? Si fue así, ¿Cuál sería el motivo? ¿Qué ganan los políticos con todo esto? Hay una palabra que cuadra perfecto para la temporada electoral que se vive
actualmente en los Estados Unidos: PROSELITISMO.

No es sorpresa que la gran mayoría de los ciudadanos norteamericanos estén de acuerdo con que se aplique una Reforma de control de armas con el fin de, precisamente, evitar esta clase de atentados. Una reforma que se asegure de que no se le vendan armas a los mentalmente inestables y ex presidarios.

Una reforma que garantice la seguridad nacional de los habitantes y residentes de la Unión norteamericana.

Entonces… se estarán preguntando… Y a todo esto, ¿ISIS qué tuvo que ver?

Parece que en los últimos años se ha puesto de moda culpar a ISIS de toda tragedia (algo muy parecido a lo que ocurría en nuestro estado hace años cuando el crimen organizado imperaba en las calles y esparcía terror. Doña Lucha, tu vecina, podía matar a alguien y tirarlo en el monte sin cabeza en el nombre de los “Doble U”).

Volviendo a ISIS, se habla que es un grupo religioso (ISLAMISTA) y MUY radical que cada vez se empodera más y más. Un Estado Islámico, que sueña con tomar  el control del mundo. Una organización que pretende darle fuerte a Estados Unidos…

WO, WO, WO, momento, ¿darle fuerte a los Estados Unidos? ¿En serio? ¿Asesinando en clubs nocturnos gays llenos de latinos?

Claro, debe tener todo el sentido del mundo.

Como cuando se derribaron ciertas torres en el 2001, allá en NY, y se hablaba que precisamente el día del incidente los edificios estaban ocupados más por gente de otras etnias que por blancos.

En fin, nunca terminaremos de ver las películas de ciencia ficción suficientes para atinarle a lo que ocurre en el mundo real.

Al final es cierto:
La realidad, amiguitos, termina superando a la ficción.

Comentarios